domingo, 23 de marzo de 2014

Familia txikia elkarrekin berriz.

                                  

                                       

Goiz triste eta euritsu batekin topatu gara iratzargailuak jo duenean, gainera, euri jasa gelditzerakoan, hodei beltzak ikus genitzaken hurbiltzen. Gipuzkoa plazako autobus geltokian batzuk, trenarenean beste batzuk, eta denak egun paregabea pasatzeko gogoz, euriak gurekin ezin duela frogatzeko asmoz. Ertainak eta elduenak iritsi bezain laster, denok batera hasi dugu eguna, eta ez dago txokolate bero batek sendatzen ez duen hotzik, eta txurroekin lagunduta badago, askoz hobeto!

Gosari goxo horren ondoren, elkarrekin eskolara bidea hasi dugu, hondartza aldetik, euria eta hodeiez gain hiri ederra delako gurea, eta parajeaz gozatu ahal izan dugu.
Areto nagusiko aulkiak hain dira erosoak, ia zurrungak entzun ditugula “Invictus” pelikula bitartean, rugbira jolasteko gogoak gelditu zaizkigu guztioi… Baina lehenengo denok elkarrekin bazkaldu behar dugu, banatzen, nirea gurea egiten, dena denona, eta dena denontzat, banatutako gauzak zapore goxoagoa daukatelako.

Rugbi gogoak hor zeuden horaindik, baina, futbol baloia ikusterakoan, gogo horiek aldatu, eta denak hasi gera bere atzean korrika, porteriaren bila, gol bakoitza ospatzen, bitartean, beste batzuk saskibaloia nahiago dute, esta besteak lasai berriketan egotea. 

Badakizue, eguraldi txarraren aurka, irribarre handiak direla erantzunik onena, gu gera gure arimaren kapitainak, gure norakoaren jabeak, guk aukeratu dugu egun grisa urdin bihurtu. Egun ona izan dela automatikoki erantzutea "zer moduz" galdetzen dutenean etxean, hori da denon artean lortu duguna.
Mila esker guztioi horrelako egunak oparitzeagatik. 

Nos encontramos con una mañana triste y lluviosa cuando suena la alarma, las nubes negras acechan aún cuando deja de llover. Algunos nos juntamos en la parada del bus de la plaza Guipuzcoa, otros en el tren, pero todos con ganas de pasar un buen día, pero la lluvia nos demostró en esta ocasión que no siempre se puede.
Una vez todos juntos no hay mejor manera de hacer frente al frío que con un chocolate caliente y si se acompaña con churros mucho mejor!! 

Después del desayuno caminamos por la playa hacia el cole, viendo que aún con nubes y lluvia nuestra ciudad sigue siendo maravillosa.

Las sillas del salón de actos son tan cómodas que casi oímos roncar viendo la película "Invictus", aunque a todos nos entraron unas ganas tremendas de jugar a rugby... Pero primero tenemos que comer juntos ,compartiendo , lo mio es la nuestro, es de todos y para todos todos... y así parece que las cosas saben mejor. 

Las ganas de rugby seguían ahí... pero al ver un balón de fútbol, quién se puede resistir? Mientras algunos pataleaban el balón, otros trataban de encestar o simplemente contarse nuevas anécdotas.

Ya sabes, frente al mal tiempo, la mejor respuesta es una sonrisa, nos convertimos en amos de nuestro destino, capitanes de nuestra alma para elegir convertir en azules los días grises . Ha sido un buen día, respuesta automática al " como estas " cuando los aitas preguntan en casa, eso es lo que hemos logrado juntos.


Muchas gracias a todos por regalarnos días como este!! 
























En la noche que me envuelve,
negra, como un pozo insondable,
doy gracias al Dios que fuere
por mi alma inconquistable.

En las garras de las circunstancias
no he gemido, ni llorado.

Ante las puñaladas del azar,
si bien he sangrado, jamás me he postrado.

Más allá de este lugar de ira y llantos
acecha la oscuridad con su horror.

No obstante, la amenaza de los años me halla,
y me hallará, sin temor.

Ya no importa cuan recto haya sido el camino,
ni cuantos castigos lleve a la espalda:


Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma.