viernes, 28 de febrero de 2014

Medianos en Otsabio

Domingo, 8 30 de la mañana, cielo despejado y tanto monitores como compañeros de clase nos juntábamos en Renfe para disfrutar de lo que iba a ser una gran excursión. Sin duda, la mejor manera de terminar la semana.

En el caso de Medianos, nos dirigíamos al Otsabio. Después del viaje en tren y casi sin darnos cuenta nos plantamos en Tolosa, y ponemos rumbo a Alzo. El camino fue largo a decir verdad, aunque siempre estuvimos bien acompañados ya que el bidegorri que une ambos pueblos estaba lleno de ciclistas.

Una vez en Alzo, y después de un buen almuerzo, pusimos rumbo a nuestro verdadero objetivo. Y es que ésta vez, más allá de las preciosas vistas que cada cumbre nos depara en cada excursión, pudimos disfrutar de la vista de ciervos tanto en la subida como en la bajada, un animal al que no estamos muy acostumbrados a ver.

Ya de vuelta en Alzo, paramos a comer con la satisfacción de haber logrado una cumbre más. Después de un buen descanso, nos pusimos en marcha rumbo a Alegia, donde cogeríamos el tren de vuelta que nos llevaría a Donosti. Hicimos algún que otro juego para amenizar la espera del tren, y con éste pusimos fin a una excursión más del CMA.

Simplemente daros las gracias a todos por venir, y hasta la próxima!!












miércoles, 26 de febrero de 2014

Un rayo de sol

Ring ring ring... ya sonaba el despertador,,, ufff si es domingo... Pero te levantas, subes la persiana y ves el cielo azul y piensas en el día que se te presenta por delante...!! Asi sí, domingo de excursión y con sol.. que más se puede pedir?
El grupo de mayores seguimos la estela de los medianos y subimos a Bianditz. La travesía comenzó desde Oiartzun,  tomando el bidegorri que nos llevaría hasta el parking de Arditurri donde empezamos la subida. Buen tiempo y una mejor compañia hizo que la subida fuese amena y casi sin darnos cuenta nos plantamos en la cima... y vaya cima... Una panorámica de 360º, Donosti, Jaikibel, Las Landas, el pirineo navarro... para cortar la respiración!
Tras las fotos de rigor, bajada y a reponer fuerzas. El día pasó sin darnos cuenta pero con la sensación de haberlo aprovechado a tope! Domingos así merecen la pena! Gracias a todos!














lunes, 24 de febrero de 2014

Pequeños en Urkizu.


Madrugar cuesta menos cuando sabes que vas a pasar un día increíble rodeado de tus amigos y con el sol acompañándote durante todo el día. A las 8.50 de la mañana ya estábamos todos sentados en el tren, nerviosos, queriendo empezar a andar, queriendo saber qué sorpresas nos iba a traer el día.
Al bajar de tren, las caras de ilusión eran mucho mayores y las sonrisas brillaban más, y, después de parar para estirar, empieza la subida. Poco a poco, paso a paso, poniéndonos al día a lo largo de camino llegamos a Urkizu, ¡Qué rápido pasa el tiempo y qué corto es el camino en buena compañía! Aquí hacemos la primera parada para reponer fuerzas, almorzamos, bebemos agua, descansamos un poco, nos apretamos las botas y seguimos subiendo hacia la cima. Y así, sin darnos cuenta, hemos conquistado una cima más, y queda un mundo bajo nuestros pies. Una foto de grupo para inmortalizar este momento, para que queden plasmados los recuerdos a modo de foto. Bajamos a comer, que ya empiezo a oír cómo rugen algunas tripas.
Los bocadillos saben mejor en el monte, queda demostrado. Después de comer un ratito de jugar: algunos a pillarse, otros a las cartas, y otros se dedican a parlotear al sol. El reloj marca las tres de la tarde… ¿Por qué tan pronto? ¿Por qué tan rápido? Animar la bajada con los cánticos siempre se nos da bien, y parece que los montes cantan a nuestro ritmo, puedo ver al Mamut Chiquito volando sobre nosotros e imaginarme el enorme león que vamos a cazar.
El tren de vuelta tiene un efecto extraño en todos, es ese momento cuando las fuerzas bajan hasta los pies, y el cansancio cubre todo nuestro cuerpo, pero, al llegar a la estación, al volver a bajar del tren y ver todas las sonrisas que nos esperan en la estación vuelve la emoción, vuelven las ganas de que este mes pase rápido y que llegue la siguiente excursión.

Marzo llega pronto.

















sábado, 1 de febrero de 2014

Primera cima de los Pequeños del 2014: UZTURRE.




Empezamos el 2014 demostrando que somos más fuertes que la lluvia, que, pese al frío, logramos subir hasta lo más alto.
8:30 de la mañana, mayores y pequeños empezamos el mismos viaje, pero con diferente destino: Uzturre, allá vamos.
Desde Tolosa podíamos ver la cruz, esa cruz tan arriba, tan lejana y tan inalcanzable que veían algunos, pero; después de reponer fuerzas en el almuerzo, la cruz era nuestra, habíamos logrado uno de nuestros objetivos del día, y, al fin y al cabo, con los cánticos ni la cruz estaba tan lejos ni la subida era tan cansina.
Pero que engañoso es el monte... Y esa manía de marcar la "no-cima" con cruces... ¿A quién se le habrá ocurrido? Aún nos toca subir algo mas... A grito de "¡Vamos Pequeños!", demostrando a todos lo capaces que somos, sintiéndonos orgullosos de nosotros mismos.

Y ahora, ahí esta, marcado y anotado para siempre que el 26 de enero de 2014, los Pequeños del club de montaña coronaron el Uzturre. Son marcas de bolígrafo que no se podrán borrar, marcas que quedaran en nosotros para siempre.
Después de comer y jugar es hora de volver a casa...  Y, como siempre, esta pregunta sin respuesta, ese sabor a poco, ese querer más...
¿Por qué los domingos de monte son siempre mas cortos que un domingo cualquiera?