miércoles, 27 de noviembre de 2013

Vamos a bailar

Un fin de semana más que nos metemos en la mochila... Otros 2 días llenos de sonrisas, cantos, alegría, ganas de vivir y convivir! Por que lo más enriquecedor es poder compartir este baile.

Empezamos con el primer compas, una velada amenizada con la mejor música para dejarnos la piel para ganar al juego de las sillas o perder la vergüenza interpretando un baile. Pero esta primera toma de contacto tuvo que finalizar dado que el sábado tocaba madrugar.

Llegamos al estribillo intentando dar juntos los pasos para no tropezar, tras coger fuerzas con un buen desayuno salimos a mojarnos, cruzando los dedos para que arreciara y pudiésemos hacer cima. Y tan fuerte los cruzamos que así sucedió y coronamos el Onddi. Tras las fotos estrenando la nueva bandera (en mayores) hicimos un repaso a la discografía española para amenizar la bajada. Vuelta a la casa de Urnieta y tras comer, ducha, descansar, y chocolatada llego la hora de pararse a pensar y díalogar por medio de unos vídeos. Fue un momento emocionante y enriquecedor en el que compartir y crecer juntos. Tras este parón nos dedicamos a imitar un vídeo que lo compartiremos en breves. Y llegó la hora de encontrarse con uno mismo y orar pensando en el tren de nuestra vida y las personas que se montan en nuestro vagón y nos acompañan en el viaje.
Continuamos con el son y cenamos las clásicas hamburgers made in CMA para lograr no ser los últimos en el escondite al revés donde la ducha acabó pareciendo el camarote de los hermanos Marx.

El baile llegaba a su fin y con las mejores galas representativas de cada continente superamos las pruebas planteadas por los monitores el domingo a la mañana. Recogida, comida y fotos divertidas para poner el broche final a este baile.




















"somos del norte y del sur 
somos sol lluvia tierra 
y a veces frio 


lo que me habría perdido si no te hubiera conocido" 


lunes, 18 de noviembre de 2013

PEQUEÑOS AL ADARRA.

Prometí que sería un día por los que merecía la pena madrugar. Y así fue. A las 8:50 de la mañana, ni un minuto más, ni uno menos, todos los Pequeños estábamos en el tren camino de Urnieta, para coronar una cima nueva: El Adarra.

Empezamos a subir, poco a poco, sin prisa pero sin pausa, según nos íbamos adentrando en el bosque, se parecía cada vez más el escenario de una película de terror, enormes árboles por todos lados y la niebla cada vez más espesa, pero con nuestros cánticos, gritos de ánimo y el buen rollo que transmitimos no hay nada que se nos resista.

Casi estamos arriba, pero por no ver más allá de nuestros pies y por las negras nubes que acechan será mejor bajar al frontón a refugiarnos, pero antes, tenemos que estrenar la nueva adquisición del club, unas banderas que nos acompañarán en todas nuestras excursiones, somos pioneros, una vez más.
Misión cumplida: Todos en el frontón, juegos, cantos, bailes y risas no pueden faltar antes de volver  a casa. El tiempo vuela cuando estás a gusto, no cabe duda.

Una vez más, deseamos que llegue el mes que viene, además, será un encuentro especial… ¡La velada!
Muchas gracias por los buenos momentos que nos regaláis y por dejarnos con ganas de más, Pequeños, muchas gracias de parte de todos los monitores.
Diciembre, llega pronto.