miércoles, 23 de octubre de 2013

Murumendi

Siempre cuesta madrugar, pero ésta vez todos teníamos ganas y la Gipuzkoa Tropikal en la que estamos inmersos no nos abandonó el fin de semana y salió un domingo de sol y sin nubes, perfecto para poder disfrutar del monte. Era la primera excursión en la que no nos juntaríamos con otro grupo, así que esta vez, los medianos solos, ante el reto del Murumendi, un desconocido para la mayoría.

El largo viaje en tren pareció cansar a la mayoría y algunos hasta caminaban casi con los ojos cerrados, pero esa primera cuesta despertó a todos y en las primeras subidas ya tuvimos un aperitivo del paisaje que veríamos en la cima. La subida al Murumendi nos ofreció un recorrido variado, fuimos por pista, bosque, zonas de barro, tramos cubiertos por árboles y pasamos por más de un baserri, una variedad que hizo que el camino, entre cánticos, historias y cotilleos se hiciera más ameno.

A las once, tal como lo dice la propia palabra, estábamos puntuales tomando el hamaiketako que nos llenaría de fuerzas para la segunda parte de la excursión, hacer cima. Entre pregunta y pregunta acerca de “cuánto queda” llegamos a la cima sin apenas darnos cuenta y una vez arriba no pudimos más que admirar el increíble paisaje que nos ofrecía lo más alto del Murumendi, unas amplias vistas del Goierri, Aralar y Ernio. Gracias a las explicaciones del monitor y jefe Aitor, pudimos ubicarnos en la geografía guipuzcoana y vimos el Txindoki, que sobresalía entre todos los montes, el Aitzgorri, a lo lejos Peñas de Aia, etc. Pero lo mejor fue ver desde la cima nuestra próxima conquista todos juntos, el Erlo, que nos llenó a todos de ganas para acudir a la próxima cita juntos.


Aún con tiempo, estuvimos disfrutando de las vistas un poco más y bajamos a una zona con árboles para poder comer ahí, pero antes, unos juegos para conocernos entre todos un poco mejor. Después de comer, jugar al escondite, charlar, reír y vuelta a la estación de Ordizia para coger el tren de vuelta. Tanto nos habíamos confiado con lo bien y rápido que subimos, que cogimos el tren por los pelos y cuando subimos el vagón estaba lleno, pero pasamos al siguiente y parecía que lo habían reservado para nosotros. Todos pudimos descansar en el trayecto de vuelta y a pesar de las caras de cansancio, ya había nuevas amistades, anécdotas, pero sobretodo, preguntas y ganas acerca de la siguiente excursión. Así que preparaos, porque nos espera un fin de semana increíble juntos.   














martes, 22 de octubre de 2013

Escapar

Pipipipipi suena el despertador... Oh no... Pero si es domingo! Es el primer pensamiento que pasa por nuestra cabeza, pero se esfuma rápidamente al darnos cuenta de que ha sonado porque nos vamos de excursión.

Cogemos el tren que nos acerca hasta Deba, y tras atravesar la localidad, la subida más dura de la excursión nos conduce hasta la ermita de Santa Katalina que nos regala unas preciosas vistas de la costa guipuzcoana y bizkaina. Seguimos el GR 121 con sus marcas blancas y rojas para disfrutar de los flysch.

http://es.m.wikipedia.org/wiki/Flysch






El día no puede ser mejor, marea baja y un sol que hace más azul el mar que nos acompaña durante la travesía.

Comemos en un parque y nos echamos 10 minutitos al sol. Paz, tranquilidad y amistad, no se me ocurre nada mejor...

Todavía nos falta el último tramo para llegar a Zumaia, pero parece que no tenemos muchas ganas de que se acabe el día, la rutina se acerca y no apetece... Porque no quedarnos un rato más en la estación??

Contando los días para volver a escapar...











lunes, 21 de octubre de 2013

Pequeños pioneros camino de Pasajes.

Segunda vez que estos pequeños se reúnen para compartir un día en el monte, pero, esta vez, tenemos una gran cantidad de nuevas incorporaciones, el grupo no hace más que aumentar y ojalá siga siendo así.
9:30 de la mañana, después de pasar la lista, allá vamos, Pasajes nos espera, pero antes, no podemos olvidarnos de estirar, para que todo marche sobre ruedas. Comienza la caminata y, llenando Ulia de cánticos e ilusión, sin apenas darnos cuenta, hemos llegado al Mirador. ¡Qué vistas! Pero, esperar, porque esto no es todo. Un pequeño traguito de agua, y a seguir.

Ya veo el Faro de la Plata, pero desde allí arriba seguro que se ve mucho mejor. Este año, los Pequeños somos pioneros y hemos coronado una cima nueva desde la que podemos ver Pasajes a nuestros pies, una cima que ningún otro grupo del Club había subido antes. El paisaje que nos regala la altura, una vez más, es pura maravilla.

Bajamos hasta Pasajes, y, qué mejor que jugar todos juntos después de comer, un pañuelito un tanto peculiar, una araña humana a lo grande y un pilla-pilla entre líneas, pero, por desgracia, el reloj no espera, es hora de volver y todos tenemos ganas de más. De verdad que merece la pena madrugar para pasar días así.

Muchas gracias a todos por habernos regalado este día y por dejarnos con tantas ganas de volvernos a encontrar.

Diecisiete de noviembre, llega pronto.








                                   
                                      

                                      

















martes, 1 de octubre de 2013

Comenzamos a andar

PEQUEÑOS EN INDAMENDI

Primer madrugón de muchos de los que nos esperan, pero merece la pena, ya hemos coronado una de nuestras primeras cimas, el Indamendi.
Pese a que la subida nos costara, al final, se hizo amena, empezando por los cánticos del topo y acabando saltando en la cima. Las vistas eran algo maravilloso, playa, monte, cielo y mar mirando en una sola dirección, y es que, muchas veces, no nos detenemos ni un segundo, no paramos a desconectar, lo cual es totalmente necesario.
Haber pasado un día entero en el monte, desconectando de todo y con los amigos es lo que saca lo mejor de cada uno.
Además dejamos nuestra huella en aquella cruz, y nunca mejor dicho.
Gracias por habernos hecho compartir un día tan increíble pequeños.







MEDIANOS, ZUMAIA-ZARAUTZ

El grupo de medianos quedamos a las 9:00 en la estación de la Plaza Easo. Nos juntamos haciendo un círculo y tras unas presentaciones y algún que otro juego nos dio la hora de montarnos en el tren.
Una vez dentro, ya pudimos vivir ese buen ambiente que cada año podemos disfrutar, y casi sin darnos cuenta llegamos a nuestro destino, Zumaia. Con las pilas bien cargadas pusimos comienzo a nuestra pequeña travesía siguiendo como siempre las tan conocidas marcas "rojas y blancas" que nos marca el camino del GR. Tras alguna que otra subida y bajada, acompañada siempre de risas y cantos, por fin llegamos a Zarautz para poner el broche a un día redondo.




MAYORES EN PAGOETA

Nuevo curso, nuevas caras en el grupo, algunas no tan nuevas y muchas ilusiones puestas...
A las 8.30 nos juntamos en Euskotren y junto a los pequeños que nos amenizaron el trayecto cantando nos trasladamos hasta Zarautz. Dejando atrás la playa nos dirigimos hacia el interior para comenzar a adentrarnos en el parque natural de Pagoeta. Tras unos estiramientos para empezar la subida y una pequeña charla de presentación ascendimos por los verdes prados cruzándonos con vacas, cabras y ovejas. Tipi-Tapa y sin darnos casi ni cuenta habíamos llegado a la cima en la que disfrutamos de una panorámica de Zarautz y de los montes de la provincia, como Peñas de Aia.










De la bajada casi ni nos enteramos porque teníamos todos nuestros pensamientos en el baño que nos esperaba en la playa...!!!!

CONJUNTO EN ZARAUTZ

Una vez los 3 grupos juntos en la playa zarautztarra nos pegamos un buen baño para refrescarnos y quitarnos el sudor, repusimos fuerzas  y todos juntos jugamos, reímos y corrimos, poniendo el broche final a un bonito día, como siempre decimos nosotros, un día en familia. 












"Juntos estamos construyendo un track que no se borrara de ningún mapa"

Olatz, Laura y Lidia