domingo, 24 de febrero de 2013

Un día en familia.


Nieve, frio, domingo a las nueve de la mañana, guantes, bufanda y gorrito no pueden faltar, chavales, monitores, pequeños, medianos y mayores, estamos todos. Como "más vale prevenir que curar" y el color naranja de las alertas no nos gusta nada, será mejor dejar nuestras respectivas cimas para otro domingo, y dedicar el día de hoy a la familia, porque lo bueno del mal tiempo es precisamente eso, que tiene la capacidad de reunir a toda la familia y de demostrarnos que, si el plan A falla, el abecedario tiene 26 letras más.

Reunión familiar a las 9.30 en el parking del colegio, para sentirnos como en casa, de aquí al anfiteatro para disfrutar, sin peligro, de los copitos de nieve que dejan blancos nuestros gorritos. La foto de familia al igual que el círculo perfecto, (pese a la ayuda de una chuleta), tampoco podian faltar, pero, con chuleta o sin ella, ya no podéis decirnos eso de "no sabemos hacer círculos" porque habéis demostrado que sabéis distinguir "patatas" de "círculos". Empiezo a sentir el frio... Será mejor volver al calor del hogar y jugar para entrar en calor. Una tarde de cine y más juegos antes de ir cada uno con sus aitas. Casa. Por fín en casa. Ducha de agua calentita y una suculenta cena, igual que cada uno de los domingos de monte, nunca falla.

¡Ahora solo nos queda reponer fuerzas para MURGUIA! 15 de marzo date prisa en llegar, por favor, los montañeros necesitamos volver a vernos las caras.























Olatz Gorrotxategi.